Leon Ortega en su epoca de estudiante

Desde 1939 funciona en Huelva el taller de León Ortega y Pedro Gómez.
El taller de la Calle San Cristóbal o la Academia de San Cristóbal, como muchos lo llamaban se convierte en esos años en el centro cultural y artístico por excelencia de la ciudad, al margen del mundo oficial.
Lugar de encuentro de pintores, literatos, médicos, intelectuales y todo tipo de personas con inquietudes es un centro abierto que acoge la visita y la estancia de gente variopinta.
Por allí pasaron los mejores pintores de Huelva de la segunda mitad del siglo veinte y muchos de ellos, hoy día representan lo mejor de la pintura onubense.
Antonio Brunt Rodríguez, Policarpo Domínguez, Antonio Gomes Feu, Manuel Moreno Díaz, Mateo Orduña Castellano, Pablo Martínez Coto, Enrique Montenegro, Rafael Aguilera, Lola Martín, José Vázquez, Francisco Doménech, Pilar Toscano, Domingo y José Maria Franco, Juan Manuel Seisdedos, Pilar Barroso y muchos otros pasan por ese ateneo artístico y cultural, unos de forma pasajera y otros casi como un segundo hogar.
Así como numerosas personas del campo del arte, de la medicina, la prensa, la enseñanza, la investigación…. como, Celestino Verdier, Luís Buendía, José Quintero, Agustín Domínguez Belda, Manuel Toscano Llamas, Diego Díaz Hierro, Guillermo Manito, Lorenzo Barroso, Francisco Montero Escalera, Víctor Márquez Reviriego, Antonio Palma Chaguaceda, Fernando Ruiz Alarcón, Francisco Vázquez Carrasco, Alberto Crespo, y los ayamontinos Pérez Bautista y Pedro Pérez Masoni... entre otros.

En 1962 se derriba dicho taller para construir el que fuera durante años el cine Emperador, hoy también demolido.